Investigadores de la División de Diabetología, Endocrinología, Nefrología y Neurología de la Universidad de Ciencias Médicas de Shiga descubrieron que hubo varios pacientes con problemas de diabetes, enfermedad periodontal y el riesgo de caída de dientes. Estos pacientes serán intervenidos para ver sus niveles de glucosa en ayunas y una prueba de hemoglobina glicosilada (HbA1c) en la pérdida de dientes entre múltiples grupos de edad.

El Dr. katsutaro Morino, uno de los investigadores comentó: “hay muchos informes con pacientes que presentan las enfermedades de diabetes, periodontal y la caída de dientes entre las diferentes edades”.

El estudio realizado dividió a los pacientes que tenían entre 20 y 70 años, en cinco grupos de edad de diez años y luego se les asignó a cinco grupos según sus niveles de HbA1c y a tres grupos según sus niveles de FPG. Luego, los investigadores compararon la cantidad de dientes naturales entre los grupos.

Por su parte el Dr. Morino y su colega el profesor Hiroshi Maegawa descubrieron que las personas con niveles alterados de glucosa en ayunas ya estarían en riesgo de tener menos dientes entre los 40 y los 69 años de edad, además todas aquellas personas que fuman afectan negativamente y pueden perder más rápido los dientes.

Aconsejaron que las personas diagnosticadas con diabetes o prediabetes deben mejorar su control glucémico y someterse a chequeos dentales regulares y que los pacientes con niveles altos de glucosa en sangre deben buscar cuidados bucales preventivos para evitar la pérdida de dientes. En otro estudio que utilizó los mismos datos, el grupo con HbA1c alta, que correspondía a HbA1c ≥ 7%, mostró una tasa de retención más baja con respecto a muchos tipos de dientes, especialmente los molares.

Por su parte el Dr. Morino señaló que se debe de hacer hincapié sobre dejar de fumar, para tener un mejor estilo de vida y un buen cuidado bucal con conciencia del control de la glucosa en la sangre son necesarios desde una edad temprana para evitar la pérdida de dientes.

Enfatizó que deben colaborar las especialidades de odontología y medicina interna para evitar la propagación de enfermedades mutuas y a la mejora de la calidad de vida del paciente.

El estudio, titulado “Control glucémico y número de dientes naturales: análisis de reclamaciones de seguros dentales y chequeos médicos japoneses transversales basados en el empleo”, se publicó en Diabetology International, antes de ser incluido en una edición.

Fuente: Dental Tribune International