Una investigación patrocinada por la universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill dió a conocer que los adultos que tuvieron un accidente cerebrovascular deben mantener una atención dental continua para prevenir los accidentes cerebrovasculares, la investigación fue presentada durante una Conferencia Internacional de Accidentes Cerebrovasculares de la Asociación Estadounidense del Corazón.

Los primeros resultados del estudio de pacientes con accidente cerebrovascular en Carolina del Sur y Carolina del Norte muestran que los eventos secundarios de accidente cerebrovascular ocurren con menos frecuencia, siempre y cuando los pacientes reciban atención dental adecuada para la enfermedad periodontal.

Por su parte, los especialistas en accidentes cerebrovasculares examinaron a 280 pacientes que sufrieron un accidente cerebrovascular reciente y también presentaron la enfermedad periodontal, y tuvieron que iniciar el tratamiento de la enfermedad periodontal para ver si reducía la aparición de un segundo accidente cerebrovascular.

El cuidado dental puede ser la clave para prevenir accidentes cerebrovasculares.

Para este estudio se dividieron en dos grupos: uno que recibió tratamiento periodontal estándar y otro que recibió atención periodontal intensiva. El tratamiento estándar consiste en cepillarse los dientes con un cepillo de dientes manual y eliminar la placa de forma similar a una visita dental de rutina y el tratamiento intensivo incluyó dos remociones de placa, extracción de dientes perdidos, antibióticos y uso de enjuague bucal, un cepillo de dientes eléctrico y un hilo dental.

«Lo que vimos en este número limitado de participantes es que cualquier nivel de cuidado periodontal después de un accidente cerebrovascular parece reducir las posibilidades de un segundo evento de accidente cerebrovascular», dijo Susin, profesora y presidenta de la División de Salud Bucal Integral de la Facultad de Odontología Adams.

Dando a conocer que la enfermedad periodontal está asociada a varias enfermedades y condiciones sistémicas, por lo que no sería raro ver a un paciente que sufra de un accidente cerebrovascular con un problema dental.

El estudio PREMIERS no encontró ninguna diferencia significativa en la reducción de eventos de accidente cerebrovascular entre los sujetos que recibieron atención estándar versus cuidados intensivos.

Los investigadores encontraron una indicación preliminar de presión arterial más baja para ambos grupos y reducción del colesterol para el grupo estándar, aunque se necesitan estudios adicionales para confirmar estos hallazgos, de la misma manera hicieron hincapié a que deben de cuidar su salud bucal lo mejor que puedan.

Fuente: Medicalxpress